Blog Informativo

martes, 24 de agosto de 2010

"China cierra más de 2 mil fábricas contaminantes para "enverdecer" su imagen antes de cumbre climática" - El Mercurio - Internacional - 24-08-2010

Primer emisor mundial de gases con efecto invernadero:

Según analistas, los dirigentes quieren "quedar bien parados" previo a la cita mundial en Cancún.

China, la segunda economía mundial y el primer emisor mundial de gases con efecto invernadero, ha ordenado el cierre de más de dos mil fábricas contaminantes para sanear su imagen antes de recibir en octubre una conferencia previa a la cumbre sobre el clima de Cancún.

Las últimas semanas el gobierno ordenó el cierre de 2.087 acerías, cementeras, fábricas de aluminio y vidrio para fin de septiembre, so pena de que se les interrumpa el suministro energético y que se prive del acceso al crédito a sus propietarios.

Las autoridades ya aplicaron sanciones en la provincia de Anhui (cerca de Shanghai), donde más de 500 fábricas que no redujeron lo suficiente sus emisiones vieron interrumpido por un mes el suministro de electricidad. Una docena recibió la orden de cerrar definitivamente, mientras que las otras deberán reducir su capacidad de producción.

Las provincias vecinas también tomaron medidas en la misma sintonía. En Nanjing, 1.000 empresas vieron cómo el gobierno puso un tope a su consumo eléctrico y un número no determinado de industrias tuvo que suspender su producción. En Zhejiang, 69 empresas de la ciudad de Jinhua sufren un racionamiento desde julio hasta septiembre, y en Shaoxing unas 200 compañías viven la misma situación, aunque hasta fin de año.

Ya en julio pasado, Beijing anunció el fin de las tarifas preferenciales de electricidad a las industrias voraces en consumo energético, que habían reducido sus facturas de 15.000 millones de yuanes (misma unidad en dólares), consignó AFP.

Mejorar imagen

Según analistas, con estas medidas el gobierno chino intenta dar una imagen "verde" luego de haberse comprometido en la cumbre de Copenhague a reducir 45% su intensidad de carbono (es decir, sus emisiones de CO2 por unidad de PIB para 2020) con respecto al año 2005.

Los cierres brutales de fábricas son "un gesto para mostrar que el país hace todo lo posible para alcanzar sus objetivos", dijo a AFP Andy Xie, un economista establecido en Shanghai. Según el experto, los dirigentes quieren mostrarse responsables, aunque siguen argumentando que el gigante asiático desprende menos CO2 por habitante que los países desarrollados.

"Los dirigentes deben quedar bien parados", agregó Andy Xie.

En octubre, Beijing organizará una conferencia sobre el clima preparatoria de la cumbre de la ONU de Cancún, prevista para fin de año y destinada a encontrar un acuerdo que reemplace el Protocolo de Kyoto que expira en 2012. En este contexto, si China se aleja de su objetivo de reducción para 2010 "su credibilidad con respecto a sus compromisos hará mella a nivel internacional", estimó Damien Ma, de Eurasia Group, una firma de consultores de Nueva York.

Los intentos previos de cerrar fábricas contaminantes terminaron a menudo en un fracaso, ya que nuevas fábricas abrían en el mismo lugar en el que cerraban las otras. Pero esta vez, asegura Ma, el gobierno parece que encara el tema "con más seriedad".

45% de reducción en sus emisiones de carbono hacia el 2020 fue el compromiso de China en la cumbre de Copenhague.

US$ 738.000 millones destinará Beijing en la próxima década para producir 15% de su electricidad con energías renovables, principalmente hidráulica y eólica.

14% redujo China su intensidad energética, pero durante el primer semestre de este año volvió a subir levemente (0,09%). Se trata del primer aumento desde 2006.

Actor central

China asumió un rol protagónico en la última cumbre del clima en Copenhague, y se estima que así será también en la cita en Cancún. En diciembre del año pasado, Beijing acusó a EE.UU. y a otras naciones ricas de renegar de su compromiso de combatir el calentamiento global, y presionó que Washington se comprometiera a aportar $100 mil millones al fondo internacional de ayuda para que los países en desarrollo puedan recortar sus emisiones de gases de efecto invernadero. A cambio, ofreció ser más transparente sobre sus propias emisiones, abriendo sus registros a la revisión internacional.


Enviado por el Profesor Johannes Rehner

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada