Blog Informativo

lunes, 6 de septiembre de 2010

"Más de la mitad de la energía del mundo la producen las centrales térmicas" - El Mercurio - Economía y Negocios - 05-09-2010

Sólo el carbón genera el 41% de la oferta de electricidad planetaria, a lo que se suma diésel y gas:

"El carbón seguirá presente en la generación en Chile", dicen los expertos. Está en la matriz de casi todos los países, aunque hay excepciones como Noruega, en que predomina la hidroelectricidad.

Alejandro Sáez Rojas

Las plantas termoeléctricas no gozan de alta popularidad en Chile, y la decisión presidencial de solicitar que Barrancones "se reubique" -lo que en la práctica es dar por muerto el proyecto- así lo refleja. Pero para el mundo no es tan fácil deshacerse de la energía térmica: más de la mitad de la electricidad que se produce en el planeta proviene de ese tipo de fuente.

"El carbón seguirá presente en la generación en Chile", dice Flavia Liberona, directora ejecutiva de la Fundación Terram, especializada en temas medioambientales. "Pero de todos modos necesitamos regularlo para que funcione en mejores condiciones ambientales", sentencia.

La llamada matriz energética -o la combinación de fuentes para producir electricidad- difiere en cada país de acuerdo a sus características geográficas o disponibilidad de combustibles como el gas o el petróleo. No es llegar y copiar a aquellas que son exitosas o amigables con el medioambiente.

"No existe una matriz ideal, porque ella depende de los recursos naturales con los que cuente una economía", afirma el analista del sector eléctrico de Banchile Inversiones, Sergio Zapata. "En Brasil, por ejemplo, se genera mucho más con diésel que en Chile, porque tiene reservas petroleras", explica.

La bendición del agua

Aunque Chile cuenta con recursos hídricos abundantes, difícilmente llegará a generar el 99% de su energía con agua, como lo hace Noruega. La mayor parte de la producción energética del país nórdico proviene de centrales de pasada, menos invasivas que los embalses.

"Dada su hidrografía de fiordos tiene abundancia de ríos de gran caudal y corta extensión, que se prestan para centrales de pasada, que cubren casi toda su demanda, por lo que no deben ser frecuentes las sequías", opina María Isabel González, gerenta general de la consultora Energética. En Chile, en cambio, hay una dependencia importante de si hay o no lluvias.

En Chile, el 55% de la generación eléctrica viene de la termoelectricidad; de ese porcentaje, el 31% corresponde a carbón. Esta cifra es menor al 41% de producción eléctrica que en el mundo se realiza con este combustible, de acuerdo con la Agencia Internacional de Electricidad. "La generación térmica es el sustento de todos los países del mundo", opina el director ejecutivo de Electroconsultores, Francisco Aguirre.

La opción nuclear

La energía nuclear tampoco es una opción que se observe políticamente viable en el corto ni mediano plazo para Chile. Pero hay países donde su uso es intensivo, como por ejemplo el caso francés.

Según datos de la Administración de Información de Energía de los Estados Unidos, oficina que consolida datos energéticos, el 77% de la generación eléctrica francesa proviene de centrales nucleares. Y este antecedente no es menor, porque Francia es un exportador de energía al resto de los países de Europa. "De hecho la malla francesa debe entenderse en el conjunto de Europa, que está energéticamente interconectada", dice Aguirre.

Alemania compra energía a Francia y es uno de los principales demandantes de bonos de carbono, para compensar sus emisiones.

Otros países han avanzado con fuerza hacia energías no convencionales, como el viento, y entre las metas chilenas está el llegar a un 20% producido por ellas en una década más. Ahí deberían entrar con fuerza la eólica, la biomasa y la geotermia.

Portugal y España son los campeones en el uso de energías eólicas. El primero de estos países genera el 12,6% de su electricidad con viento y España lo hace en 10,31%.

Pero el modelo español es altamente subsidiado y está teniendo problemas a raíz de la crisis económica.

"En Chile no está contemplado darle subsidios a las energías renovables no convencionales", dice el ministro de Energía, Ricardo Raineri. "Lo que se estudia es eliminar los lomos de toro que existen para concretar su instalación. Creemos que las condiciones de Chile la hacen muy favorables para las energías renovables no convencionales".

Aún así, los analistas creen que no más del 8% de la matriz de generación chilena podrá ser satisfecha por este tipo de energías.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada