Blog Informativo

lunes, 9 de agosto de 2010

"El 66% del gasto de los pobres se va a productos que amenazan con encarecerse" - El Mercurio - Economía y Negocios - 09-08-2010

La inflación en los grupos de ingreso más vulnerables:

El frío afectó menos de lo esperado a los vegetales, pero ahora se cierne la incertidumbre sobre el trigo y el pan.

Alejandro Sáez Rojas

La inflación en julio subió un 0,6%. El transporte y los alimentos jugaron un rol importante en el alza. Las heladas de julio, si bien afectaron menos que las proyecciones iniciales, elevaron el precio de los vegetales, y el Transantiago continuó con sus aumentos de tarifas.

El incremento de precios ha estado lejos de la verdadera crisis que se vivió en 2007, cuando la inflación de los más pobres llegó a 10% por el alza en cadena de los principales productos alimenticios. Aún así, los bolsillos de los más pobres también se está resintiendo.

El 66% del gasto de estos hogares se va principalmente a tres grupos de productos y servicios: alimentos; gasto de la vivienda, combustible y electricidad; y transporte y comunicaciones. Así al menos se desprende de un análisis que realizó el economista Hernán Frigolett, gerente general de Aserta.

Hasta ahora la inflación no ha tenido un marcado rasgo regresivo -es decir, que esté afectando con especial fuerza a los más pobres-, pero las proyecciones del especialista alertan sobre el impacto que futuras alzas de estos tres grupos de bienes y servicios tendrán sobre aquellos con menores recursos.

En un ejercicio realizado por Aserta, si estos tres grupos de productos suben del orden de 10% de aquí a fin de año, la inflación del segmento más pobre del país se acercaría al 5,1%, un punto porcentual más que la variación promedio del Índice de Precios al Consumidor promedio, que, según Aserta, bordearía el 4%. La inflación de los más pobres sería dos puntos porcentuales más alta que la del 20% más rico.

Y la amenaza de incremento de estos productos no es un supuesto azaroso. En el caso de los alimentos, hoy se suma la crisis que se cierne sobre el trigo. Odepa, oficina agraria del Ministerio de Agricultura, no ha visto hasta ahora un efecto sustantivo, pero advirtió: "La persistencia de la actual situación de precios del trigo internacional podría repercutir en los valores internos de los productos de la cadena del trigo, harina y pan".

"Este problema tendría efectos sobre otros productos, como los fideos y cereales, además del pan", estima Hernán Frigolett. La especulación ha llevado a que el trigo suba 70% en los mercados internacionales, pero para Chile aún se debe esperar lo que pase en Argentina y Uruguay, que han tenido buenas cosechas.

El Transantiago está en $500 y "por lo menos quedaría un alza más de $20 en un escenario positivo. Salvo que el Gobierno logre apurar la aprobación de la ley de financiamiento", dice un especialista.

En electricidad, todos los decretos que están por salir este año (que corresponden a los meses que van de junio a octubre) deberían incorporar alzas de la cuenta de luz, según comenta otro economista.

PROYECCIÓN

De aquí a fin de año, la inflación del segmento más pobre del país podría rondar el 5,1%,

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada