Blog Informativo

jueves, 12 de agosto de 2010

"Temores de un enfriamiento económico global sacuden a las principales divisas" - El Mercurio - Economía y Negocios - 12-08-2010

Deteriorado ánimo de los mercados:

Los datos que mostraron una ampliación del déficit comercial de Estados Unidos y las preocupantes señales económicas de China y Japón agravaron la angustia.

Mark Gongloff, Tom Lauricella y Alex Frangos

El yen llegó a tocar un máximo de 15 años frente al dólar, el euro sufrió su mayor venta masiva en casi dos años, el peso mexicano y el real brasileño cayeron y los mercados bursátiles se desplomaron.

Un día después de aplaudir la decisión de la Reserva Federal de Estados Unidos de apuntalar la economía de ese país, los inversionistas comenzaron a preocuparse por las implicaciones negativas de la medida, principalmente, que la mayor economía mundial aún necesita una ayuda gubernamental excepcional. Los datos del miércoles que mostraron una ampliación del déficit comercial de EE.UU. y las preocupantes señales económicas de China y Japón agravaron la angustia de los inversionistas.

"Está bastante claro que se está asentando la gravedad económica", sostuvo Tally Leger, estratega de cartera de Barclays Capital.

El ánimo de los mercados se ha deteriorado rápidamente, poniendo de manifiesto los temores de los inversionistas, dos años después de que el colapso de Lehman Brothers Holdings Inc. estremeciera los mercados del mundo.

Hace tan sólo un mes, las acciones y otras inversiones arriesgadas repuntaron en respuesta a las sólidas ganancias corporativas y las esperanzas de que, con los problemas de la deuda soberana europea temporalmente aplacados, la economía global podría evitar una segunda recesión.

Sin embargo, el pesimismo mostrado por la Fed el martes volvió a poner de relieve los riesgos que afronta la economía global, reforzando el mensaje de una serie de decepcionantes datos económicos en EE.UU., especialmente en el mercado laboral.

"Como resultado, el dinero se está trasladando rápidamente de un sitio a otro", señala Michael Cirami, gerente de cartera en Eaton Vance Investment Managers, en Boston.

Las únicas noticias económicas positivas recibidas recientemente han provenido por lo general del comercio internacional, una gran ayuda para la zona euro, EE.UU. y Japón. Pero las muestras de una desaceleración económica en China están disipando las esperanzas de un sólido crecimiento impulsado por las exportaciones.

Este riesgo se vio subrayado por el déficit comercial de EE.UU. en junio, el mayor desde octubre de 2008, según informó el Departamento de Comercio, lo que implica un enfriamiento del crecimiento económico en EE.UU.

Por su parte, el Banco de Inglaterra redujo su panorama económico y reavivó las expectativas de que podría adoptar también alguna medida extraordinaria para impulsar la economía británica.

En los mercados bursátiles, el Promedio Industrial Dow Jones perdió 265,42 puntos, para cerrar en 10.378,83 unidades, lo que lo coloca en terreno negativo para este año. En Japón, el Nikkei descendió 2,7%, su cuarta pérdida consecutiva. Por su parte, el británico FTSE 100 descendió 2,44% y el Stoxx Europe 600 bajó 2%. En el Nymex, el crudo cayó 2,8% a US$ 78,02 por barril.

En América Latina, el Bovespa perdió 2,13% para quedar en 65.790,29 unidades, mientras que el IPC de México cerró la sesión en 32.058,57 puntos, tras retroceder 1,92%. Por su parte, el Merval de Buenos Aires finalizó en 2.349 puntos, tras una caída de 2,2%.

Los problemas de Europa parecen resurgir. Los precios para asegurarse contra impagos de deuda soberana del continente se dispararon, y el euro se depreció 2,3% frente al dólar, su mayor caída diaria desde octubre de 2008. Mientras tanto, los inversionistas volvieron a los activos considerados seguros, a los que han acudido con frecuencia en los últimos años, incluyendo el yen japonés y el dólar estadounidense. El índice del dólar, que mide esta divisa frente a una canasta de otras monedas, incluyendo el yen, subió casi 2%.

Latinoamérica

Entre las divisas latinoamericanas, el real brasileño retrocedió 0,68% a 1,768 por dólar, mientras que el peso mexicano se negoció a 12,744 por dólar, tras depreciarse 1,14%. Por el contrario, el peso chileno siguió superando el rendimiento de las divisas de la región, al lograr mantenerse sin cambios a 512,70 por dólar, recuperándose de las pérdidas iniciales. Otras monedas que se mantuvieron casi sin cambios fueron el peso argentino, que se cotizó a 3,9 por dólar, y el sol peruano, a 2,8 por dólar. En el caso de la moneda peruana, ha ganado 2,81% frente a la estadounidense en lo que va del año. Los analistas esperan que el peso argentino se aprecie entre 6% y 7% para fines de año. El peso colombiano avanzó 0,34% a 1.802,45 por dólar, su nivel más alto desde agosto de 2008.

Los precios del oro subieron por noveno día en los últimos 11, a casi US$ 1.200 la onza.

La prolongada venta de los relativamente seguros bonos del Tesoro estadounidense impulsó el rendimiento de las notas a 10 años a 2,69%, su punto más bajo desde abril de 2009. El único aspecto positivo de una jornada dominada por el temor fue que el gobierno de EE.UU. logró subastar sin ningún problema US$ 24.000 millones en deuda nueva a 10 años, a pesar de los bajos retornos ofrecidos.

Además, ahora que las tasas de interés se encuentran bajas, las empresas con calificaciones de crédito por debajo del grado de inversión han podido vender nuevos bonos "chatarra" a un ritmo récord esta semana, según la firma de datos Dealogic.

La caída en los retornos de los bonos hace temer a los inversionistas que un malestar prolongado al estilo de Japón se repita en EE.UU. y Europa Occidental. Irónicamente, el yen se ha beneficiado de la decisión del banco central japonés esta semana de no intervenir en su economía, citando el alza en las ganancias corporativas. Aun así, enfriamientos en China y EE.UU. podrían afectar a Japón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada