Blog Informativo

martes, 10 de agosto de 2010

"Libro revela la biodiversidad y belleza del Parque Nacional La Campana" - El Mercurio - Vida-Ciencia-Tecnología - 10-08-2010

Riqueza natural en el límite de Aconcagua y Santiago:

Publicación apoyada por las universidades Católica y de Concepción recorre las 8 mil hectáreas de área protegida a través de fotos, ilustraciones y mapas.

Richard García

Pocas personas deben conocer más secretos del Parque Nacional La Campana que el biólogo de la UCV Sergio Elórtegui y el geógrafo de la U. Católica Andrés Moreira. Durante tres años recorrieron más de 30 veces ese santuario natural, situado en el límite de la zona de Aconcagua y la Región Metropolitana, para dar forma al libro "Parque Nacional La Campana: origen de una reserva de la biosfera en Chile Central".

"Todo partió cuando me encargaron hacer un manual sobre el santuario de la naturaleza del cerro El Roble, que está al lado", recuerda Moreira. "En un momento de inspiración, con Sergio decidimos hacer la travesía desde El Roble a La Campana. Hicimos el viaje de dos días entre Caleu y Granizo, cerca de Olmué, bordeando el cordón montañoso. Uno va dominando todas las cumbres y cambiando de ambientes. La travesía es muy bonita y emocionante. Y eso nos inspiró a hacer un libro".

Con el apoyo del Fondo de las Américas (que reconvertía deuda externa en ayuda internacional) y otros doce investigadores de diversas áreas, materializaron la primera edición, que salió en 2002, pero sólo se distribuyó en bibliotecas y establecimientos educacionales.

Ahora, con el respaldo de las universidades Católica y de Concepción, lanzaron una segunda edición de dos mil ejemplares, que está disponible en librerías.

Uno de los conceptos clave del libro es el de reserva de la biosfera. Para la primera edición, el Parque La Campana ya gozaba de esa categoría de conservación otorgada por la UNESCO, pero era más bien de carácter nominal. "Ahora hay actores sociales involucrados y, lo más importante, un plan de gestión vigente", destaca Moreira. Las reservas de la biosfera se caracterizan porque incluyen un área de explotación sustentable, un área intermedia y una zona sólo de conservación.

Esta última, que comprende unas 8 mil hectáreas, está dividida en tres sectores: Cajón Grande, Granizo y Ocoa, que es el mayor refugio de la palma chilena.

Cada espacio del parque encierra una sorpresa natural. Las fuerzas que han moldeado el paisaje han ayudado a la generación de comunidades vegetales y animales diversas. Con suerte todavía es posible encontrar algunos mamíferos como el degú -un ratón que se ha empleado en la investigación del alzheimer-, quiques, vizcachas, güiñas, colocolos, chingues, pumas y zorros culpeo. Entre las aves abundan las perdices, codornices y turcas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada