Blog Informativo

domingo, 8 de agosto de 2010

"Impulsan proyecto para cubrir con "manto verde" tramo urbano de Autopista Central" - La Tercera - Santiago - 08-08-2010

El arquitecto Cristián Boza diseñó una iniciativa para construir una bóveda vegetal sobre el eje Norte-Sur, que incluye locales y edificios.

por Consuelo Argandoña

La necesidad de construir un eje que atravesara Santiago de norte a sur data de los años 30. Era una forma de unificar el tráfico nacional, regional y local.

Casi 70 años después, y con una autopista que cruza enterrada ese eje en 41 kilómetros a cielo abierto, el objetivo pareciera cumplido. Sin embargo, para muchos se convirtió en la denominada "herida urbana" que partió la ciudad de Santiago en dos, generando dispares desarrollos urbanos y condiciones sociales distintas.

Ideas como techar la autopista en forma de túnel se han propuesto como proyectos para "suturar" la herida. Uno de ellos, fue el de el ex alcalde Raúl Alcaíno que presentó un Parque Norte-Sur como solución urbana, cubriendo la autopista. La iniciativa no prosperó. Ahora es su sucesor, Pablo Zalaquett, el que pretende impulsar ya sea ese u otro proyecto.

Hace un par de semanas conoció una nueva alternativa: los arquitectos Cristián Boza y Fernando Montes le propusieron cubrir la Norte-Sur con una pérgola de arbustos, una especie de bóveda vegetal continua constituida de una estructura metálica recubierta de un espeso manto vegetal que se extiende desde la Alameda hasta Balmaceda (Parque de Los Reyes).

Alternativa múltiple

Según Boza, los beneficios de este proyecto, también conocido por el Presidente Sebastián Piñera, son múltiples. "Por un lado hay un efecto paisajístico notable. A lo largo de 5 kilómetros, lo que hoy es un cauce ingrato y perturbador se transforma en un jardín magnífico", explicó el arquitecto.

El otro efecto es la descontaminación, ya que el proyecto propone una serie de especies capaces de absorber gases tóxicos. En este caso, según Boza, de las 4 toneladas de CO2 que emite el eje mensualmente, se puede reducir hasta un 80%.

"El manto vegetal actúa como un filtro purificador que absorbe una buena parte del CO2 y de los otros gases contaminantes y protege parcialmente el ruido", explica Boza. Según su estimación, el proyecto tiene un valor de US$ 20 millones. "Esto es un décimo de lo que costaría techarla".

Como financiamiento, el proyecto propone la construcción de cuatro torres de 40 pisos en las principales intersecciones del tramo. Los edificios tendrían una plaza en el primer piso.

A Zalaquett la idea le pareció atractiva y, según dijo, presentó ambos proyectos al ministro de Obras Públicas, Hernán de Solminihac, para evaluar su viabilidad.

"Para mí el lograr cerrar, tapar esta franja que hoy segrega Santiago es una meta, un anhelo (...)Puede ser la combinación de ambos proyectos", explicó el edil.

Zalaquett asegura incluso que esta solución es muy bien mirada por el Presidente: "Es un proyecto que cuenta con el interés presidencial y que ahora hay que analizar para ver cuál es la factibilidad técnica y económica para viabilizarlo a la brevedad posible".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada