Blog Informativo

viernes, 6 de agosto de 2010

"Onda polar en zona centro sur: Septiembre será seco, pero no necesariamente frío" - El Mercurio - Vida-Ciencia-Tecnología - 06-08-2010

Expertos coinciden en que el fenómeno de La Niña traerá en el mes patrio menos lluvias que en un año normal.

Lorena Guzmán H.

Aunque pareciera que el frío dará un respiro a la zona central de Chile con mínimas sobre cero, no hay que confiarse. El inclemente invierno puede seguir hasta el Bicentenario de Chile.

Aunque poco frecuente, la onda polar que afectó a Sudamérica es un fenómeno que se origina de vez en cuando cerca del continente antártico, explica Patricio Aceituno, climatólogo de la Universidad de Chile.

"Por cambio de presiones se origina una masa de aire polar que viaja hacia el norte a través de la cordillera de los Andes, bajando las temperaturas de todos los sectores aledaños", dice.

A ello se suma que el famoso fenómeno de La Niña ya está en desarrollo. En ciclos que aún los científicos no pueden predecir, el agua superficial del Pacífico ecuatorial (ver infografía) cambia de temperatura. Actualmente está por debajo del promedio, lo que se denomina como La Niña, y esto hace disminuir el promedio de lluvias en Chile.

"Por ello no hemos tenido más lluvia o nieve en las zonas altas de Santiago, lo que se ha traducido en mayor cantidad de noches despejadas y los consiguientes amaneceres helados", cuenta Aceituno. La Niña estará presente hasta diciembre e incluso hasta febrero, pero el experto asegura que ello no es suficiente para pronosticar cómo serán las temperaturas: "Sólo sabemos que las lluvias estarán por debajo de lo normal".

El jefe de meteorología aplicada de la Dirección Meteorológica, Gualterio Hugo, está en desacuerdo. "El fenómeno de La Niña, más una fuerte presencia del anticiclón del Pacífico (altas presiones) y la persistencia de los vientos alisios (vientos superficiales producidos por la rotación de la Tierra) impiden la llegada al continente de sistemas frontales", comenta. "Ellos traen pocas lluvias y nubes, lo que favorecerá la baja en las mínimas hasta septiembre por lo menos".

Eso sí, no sería tan frío como el pasado mes de julio, "el más frío en 60 años", dice Hugo. Las que seguirían bajas son las mínimas, pero las máximas subirían elevando también el promedio de temperaturas.

Aunque pareciera que este es un año en extremo frío, no lo es, asegura Patricio Aceituno. "Hemos tenido años más helados, y no podemos decir que sea una tendencia relacionada con el cambio climático", dice. Se necesitan datos de 20 años para detectar una tendencia como esta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada